Noleggio auto Formentera

Noleggio auto Formentera

Noleggio auto Formentera

Si hay algo que llama la atención de Formentera, son sus aguas. Bueno, y su costa. Y sus playas. Y el espíritu libre que se respira. Y para disfrutarlo en su máximo esplendor, no hay mejor opción que alquilar un coche en Formentera. Primero porque es la opción más segura para visitar la isla. La gran cantidad de ciclomotores que circulan por sus carreteras no hacen muy aconsejables este tipo de vehículos, en especial si no tienes un gran dominio de las dos ruedas. Pero además, depender del autobús puede ser toda una aventura. Si lo que pretendemos es disfrutar del encanto y las comodidades que nos ofrece la pequeña isla vecina, no lo dude. Con el alquiler de coches en Formentera disfrutara de la isla como nunca.

Noleggio auto Formentera. Alquilando en la isla.

Las opciones para realizar un alquiler económico pasan por:

1 Hablar italiano: Noleggio auto Formentera

2 Elegir los meses de temporada baja para visitar la isla

No hay mas. La falta de comunicación de Formentera, sin acceso aéreo, salvo algún helipuerto, ha conseguido elevar el coste de vida de la isla. En cambio, esta estrecha relación con la naturaleza les ha permitido mantener las playas más paradisiacas. En algunos lugares incluso deberemos llevarnos nuestra provisión de agua y refrescos. Claro que si disponemos de un coche de alquiler, tal vez las penas sean menos. Podremos trasladarnos hasta alguno de los restaurantes que ofrecen el tradicional fideua (una paella con fideos). Los pescados también forman parte de la gastronomía formenterense.

La vida discurre a otro ritmo. Noleggio auto Formentera

Si desea pasar unas vacaciones y ahorrar en el alquiler de su coche, puede ser un buen momento para realizar su reserva de Noleggio auto Formentera. Su bolsillo se lo agradecerá.

Hoteles en Ibiza 2013

Hotel en Ibiza 2013

¿Cómo busco hoteles en Ibiza?

Encontrar  hoteles en Ibiza es más sencillo de lo que parece. Para empezar hay muchos lugares de internet en los que localizar fotos, comentarios y servicios de muchos alojamientos. También la gama va a ser bastante amplia. Podremos mirar los precios para  hoteles, hostales, pensiones y apartamentos. Claro que también encontraremos los lujosos hoteles de cinco estrellas y agroturismos.

Elegir hoteles en Ibiza

Sin embargo, el tipo de alojamiento no es la opción que deberemos tener más en cuenta al elegir hoteles en Ibiza. Dónde deberemos tener especial cuidado es en elegir dónde está situado. Puede ser muy interesante leer estos consejos que se adecúen a lo que esperas realmente de tus vacaciones:

Si vienes con la familia a cuestas, con tu pareja y prole, o te vas a tomar unas vacaciones tranquilitas, empieza por buscar en el municipio de Santa Eulalia. El pueblo  y sus pequeñas aldeas son la zona más tranquila y relajada de la isla. También sus paisajes son de lo más hermoso que podrás encontrar en Ibiza. Es un municipio con hoteles de gran calidad que se van combinando con pequeños hostales. Para quienes buscan la tranquilidad de un apartamento, aquí encontraremos algunos realmente espectaculares. Si tu bolsillo no da para más, siempre puedes optar por el campin. A la hora de la comida, encontrarás los típicos bares de la isla. La mayor parte de ellos suelen estar rodeando el paseo marítimo de la localidad, un lugar de ensueño que llega hasta el único río de las Baleares. Las conexiones por vía marítima y terrestre son buenas aunque si quieres desplazarte al resto de la isla, mejor te pillas un coche de alquiler.

Hoteles en Ibiza, Sant Antoni

Para los que llegan con intenciones de disfrutar de la noche, Sant Antoni puede ser un buen punto de referencia. Junto a los hostales, o a poca distancia de tu alojamiento, podrás encontrar el West. Es una popular calle de bares con mucha música y más bebida. Aquí se reúnen principalmente británicos hasta la hora de cierre. La tranquilidad del pueblo durante el día te asegura un buen sueño mientras dura el sol. Al caer la tarde, igual ya no es tan fácil. Comienzan a animarse los bares y pubs para despedir al sol. En este pueblo nos encontramos los atardeceres más admirados de la isla. Otro lugar que puede ser de nuestro interés es Playa d’en Bossa, dónde encontraremos marcha durante prácticamente todo el día, pero mucho más al caer la noche.

Si lo que quieres es disfrutar de toda la isla, salvo que alquiles coche, mejor te vas buscando sitio en la ciudad de Ibiza. Aquí podrás disfrutar del día y de la noche. Durante el día puedes ir a la playa o aprovechar para realizar algunas compras en muchas tiendas de calidad. Incluso podrás llevarte alguna prenda típica de la moda Adlib. Al caer la noche, las grandes discotecas, el casino o el ambientado puerto son lugares muy visitados. Los paseos se convierten en mercadillos artesanales en los que siempre podrás adquirir alguna prenda o complemento Made in Ibiza.

Para los que buscan hoteles tranquilos junto a la playa, lugares para permanecer sentados tranquilamente a esperar como pasa el tiempo, les recomendaríamos la costa de Sant Miquel. Existen alojamientos de gran calidad. Algunos se encuentran tan cerca del agua que incluso podríamos encontrarlo sobre ella. Eso sí, la única animación nocturna te la encontrarás con suerte en el bar del hotel. El resto es paz y tranquilidad en unas playas realmente de ensueño. Salir a visitar la isla puede ser todo un gran problema si no tienes coche de alquiler.

Hoteles en Ibiza

¡Que tengas unas felices vacaciones tu estancia!

Alquiler coches Ibiza 2013

Si estas vacaciones usted elige como destino uno de los principales destinos turísticos como es el caso de Ibiza, debería tener en cuenta que está hablando probablemente de la isla con el alquiler de vehículos más caro de toda España.
Las peculiares circunstancias que rodean la industria turística de esta isla hacen de las compañías de alquiler empresas muy poco rentables durante todo el año. Esta necesidad de cuadrar las cuentas obliga a subir los precios durante la época del año en la que más turistas nos visitan, en verano. Aquí no hay posibilidades para la mayoría de no aceptar las condiciones, a veces más que duras, del alquiler de vehículos.
Partiendo de esta base, hay algunas cosas que un cliente puede hacer para ahorrar en el precio del vehículo. Tan sólo ha de seguir unas pautas.
Reserve su vehículo en alquiler coches Ibiza con la suficiente antelación. Mientras más cerca nos encontremos de nuestra fecha de llegada, más caro va a estar nuestro vehículo y por lo tanto más complicada va a ser la tarea de encontrar un precio adecuado a nuestro bolsillo.
Se han dado cambios en el precio tan importantes en un fin de semana que resulta sorprendente ver como se ha podido duplicar la tarifa final en tan sólo tres días. Esto normalmente se debe a que son los lunes cuando se realizan las revisiones de precios para los alquileres.
Hemos visto precios de película cuando el alquiler se ha reservado con varios meses de antelación, en especial durante el invierno.
Una vez comprobado nuestro precio, el segundo paso es comprobar las condiciones generales. Si el vehículo trae fianza, ya sabrá lo que van a retenerle de la tarjeta de crédito. Algunas resultan abusivas, desde luego. Pero el problema es cuando no la traen. Si tan sólo disponemos de un seguro a terceros cualquier golpe o arañazo que reciba el coche recaerá directamente sobre nuestro bolsillo.
En cualquier caso, asegúrese siempre de contar con un seguro opcional. Hemos visto cobrar desde un pinchazo a un arañazo nunca antes visto ni percibido. Cualquier excusa es buena con tal de cuadrar el balance.

Ibiza es una isla mágica

Y un regalo que no todo el mundo es capaz de disfrutar. Ahora que ha pasado el verano y se aleja la vida de clubbers, Ibiza se dispone a pasar un nuevo invierno donde ya nada se parece a lo visto y vivido durante julio y agosto. Se acerca la época de matanzas, sofrit payés y domingos acompañados a la mesa por tranquilos comensales. La gente se relaja y eso se nota en el día a día. Es una isla distinta, sin agobios, sin atascos, perfecta para acojer el mejor descanso y relax. Figueretas es un paseo familiar, playa d’en Bossa se ha convertido en un lugar solitario y los hoteles de Ibiza han cerrado sus puertas casi en su totalidad. Aún quedan unos cuantos, los que quedan pendiente de un turismo que gusta disfrutar del sol y la playa. Un lugar destinado para quienes cierran los ojos y sólo quieren oir el rumor del mar. Porque ni los chiringuitos abren ya sus puertas.

En algunas playas quedan sitios abiertos. Son sitios para españoles, para que nos vamos a engañar. Aquí ya no queda más guiri salvo los que siembran patatas en su huerto. La vida discurre a un ritmo más parecido al de un pequeño pueblo que al de un núcleo turístico de los más importantes de Europa. Cala Tarida, cala Vadella, es Xarcu, Cala Moli, Cala Llenya, Cala Bassa, Niu Blau. Puedes pasear por las salinas y escuchar el ladrido de un perro a kilómetros de distancia. Ya empieza a oler a chimenea. Puedes alquilar un coche barato, pero barato de verdad. Las carreteras son auténticos desiertos por donde no pasan más que lugareños. Ojo con las gasolineras, que tampoco permanecen abiertas toda la noche. Ni hay gente por las calles a partir de según que horas. Porque en esta época, Ibiza vive a un ritmo distinto. Ibiza es más auténtica que nunca.

Un regalo para la historia

Que Ibiza es Patrimonio de la Humanidad no es algo nuevo, pero sí desconocido. El gran recinto de Dalt Vila, la ciudad amurallada es uno de los lugares galardonados con este regalo. No sólo su muralla renacentista, también el interior con numerosos templos religiosos y casas del siglo XVII y XVIII. No es el único patrimonio dentro de la propia ciudad. Fuera del recinto también nos encontramos con una necrópolis púnico-fenicia sin comparación posible y en perfecto estado de conservación. Los motivos de esta conservación a pesar del desarrollo urbanístico ha sido principalmente la falta de interés sobre esta isla hasta la llegada del turismo en el siglo pasado. A principios de este siglo, y viendo las posibilidades culturales que ofrecía para ese otro turismo, han comenzado a investigar en profundidad cada rincón esperando encontrar ese tesoro escondido.

Pues la investigación ha empezado a dar frutos. Y de qué manera. Ibiza tuvo durante mucho tiempo su propio castillo, un edificio sobre el acantilado del puerto con un perfecto dominio del mar. No hace mucho se decidió convertir el castillo en parador nacional. Pero en Ibiza, cada vez que levantas una piedra, encuentras otra. No hay edificio que no sufra retrasos en su construcción por haber desenterrado restos antiguos. Y mientras más elevado se encuentre, más posibilidades de encontrar restos arqueológicos.

Y el castillo no iba a ser menos. Bajo el suelo se ha descubierto un posible templo de época romana o vándala. Posible templo porque no se ha podido concretar aún la utilización del edificio al no tener comparación posible con cualquier otro tempo de la historia antigua. Aún falta por estudiar y desenterrar el interior del castillo, pero por ahora se han encontrado gradas a los lados, algo realmente raro. Se sabe de su construcción, y mucho más de su desmantelamiento, en época árabe. Pero lo cierto y verdad es que podría tratarse de cualquier tipo de edificio de orden civil o religioso. Desde un templo a una basílica. Sólo las excavaciones pendientes podrán arrojar más luz a este regalo para la historia.

La ensaimada de Ibiza

Aunque la ensaimada es un postre típico de Mallorca, también Ibiza se dedica a la producción de este singular pastel. No son pocos los turistas que se marchan con una ensaimada bajo el brazo y más de un problema en el avión. Para empezar porque las cajas no siempre cojen en el compartimento superior de tu asiento, que cada día parece más pequeño. Y si tu vuelo sufre algún tipo de retraso, lo más probable es que te hayas comido la ensaimada antes de llegar al destino.

Si este ha sido tu caso, no te preocupes, conserva la caja que te voy a enseñar como hacer una auténtica ensaimada ibicenca.

Para empezar prepara trescientos gramos de patatas y ponlas en un cazo a hervir. Así, sin pelar ni nada. Una vez hervidas te vas dando prisita en pelarlas y machacarlas, porque si se enfría te va a costar un poquito más. Para que la textura sea consistente evita meterle la batidora. Ya sabemos que es más comodo pero quedará demasiado demenuzado.

Ahora pilla un bol de forma cónica y echa un kilo de harina. Coje cuatro terrones de levadura y utiliza agua templada para disolverla. No mucha, con un cuarto de vaso debe sobrar. Lo metes en el bol y lo cubres con la harina. Abrete una botella de buen vino y descansa quince minutos mientras la levadura hace efecto. Coje medio kilo de azúcar y bate media docena de huevos. Todo al bol.

Ahora prepara cien gramos de mantequilla y manteca de cerdo. Si te gusta más grasienta pone un cuarto de kilo (250 gramos). Si la prefieres más seca con doscientos o ciento cincuenta gramos vamos bien. Mientras amasas la mezcla anterior ve añadiendo la manteca y la mantequilla. Cuando esté bien mezclada, dejala tranquilita para que la levadura siga haciendo su trabajo. Si hace calor en tres horas estará lista. Si hace frío tardará el doble. Fijate en el tamaño y cuando esté al doble del original, ya estará lista.

Y ahora le toca el turno al artista. ¿Recuerdas cuando hacías figuritas de plastilina y se formaba el churro? Pues crea un churro bien alargado de unos cinco centímetros de grosor y empieza a montar tu espiral desde fuera hacia dentro. Con el churro sobrante puedes crearte otra ensaimada.

Ya estamos terminando. Ahora ponle un trapo por encima pero sin entrar en contacto con la ensaimada, o se nos quedará pegado. Al cabo de unas dos horas estará lista para hornear. Ponemos el horno a doscientos grados y esperamos 40 minutos. Ya sólo nos queda esperar a que enfríe y añadir azúcar glass a gusto.

Ahora recuerda no volver a comértela o no entregaras la ensaimada de Ibiza de regalo en la vida.

Regala Ibiza Playa

Ya se ha acabado el verano. La mayoría de los turistas han regresado a sus casas dejando una isla casi solitaria. Es el mejor momento para empezar a disfrutar del romanticismo que las playas y calas de Ibiza ofrecen. Desde el norte al sur de la isla podremos vivir en lugares con encanto únicos. Y no hay mejor regalo que un atardecer en Ibiza playa, en la más completa intimidad.

Si lo que te gustan son las playas entre acantilados, tus playas se encuentran al norte de la isla, aunque no podrás disfrutar del amanecer ni del atardecer, pero sí de mucha tranquilidad y abrigo de las rocas.

Para ver el amanecer podrás elegir alguna de las calas o playas que sucumben a los encantos de Santa Eulalia o Ibiza, al este de la isla.

El encanto de Ibiza Playa

Pero si algo ha dejado marcado a todo el que ha visitado la isla, es el atardecer. Y aquí encontramos muchas variantes. Si pisamos la zona costera de Sant Antoni, el lugar preferido suele ser Café del Mar, un bar musical de ambiente Chill Out dentro de la localidad. Aunque para lugar romántico, sin lugar a dudas nos decantamos por la playa de Cala d’Hort. Frente al mítico islote de Es Vedrá, el atardecer adquiere otro sentido. Otro lugar muy elegido por las parejas suele ser las salineras. El reflejo del sol sobre las aguas rojizas de las salinas puede permanecer en el recuerdo durante mucho tiempo. No será extraño encontrarnos coches aparcados a uno y otro lado de la carretera con la gente viendo como se oculta el sol en el horizonte.

Aunque si prefieres un lugar completamente escondido a la vista de los curiosos, nada mejor que darte un paseo por la costa de cala Compte. Eso sí, recuerda que cuando se va el sol, se hace la oscuridad, así que no te olvides de llevar una linterna para no perderte en el camino de vuelta. Ya lo sabes, regala Ibiza playa.

Ibiza en invierno

Hay ocasiones en las que necesitamos realizar algún regalo especial, bien sea a nuestra pareja o para un buen amigo. Necesitamos salirnos de los ya habituales regalos que podemos encontrar en cualquier tienda y sorprender con algo muy distinto. Pues nuestro artículo de hoy va escrito en este sentido.

Te proponemos regalar un viaje a Ibiza. Lejos de la temporada, Ibiza se resume a una isla pequeña y romántica donde podremos campar a nuestras anchas. Los precios se han bajado considerablemente y es el tiempo perfecto para pasar unos días aislados y en compañía, al calor que siempre produce una buena chimenea.

Es el momento perfecto para visitar la Ibiza más cultural, esa que no tienes tiempo de ver entre playas y discotecas. Al llegar el mes de noviembre comienza la época de las matanzas en el campo. Los bailes de celebración, las reuniones familiares y la buena comida en la mesa acompañada por los vinos locales devuelven la tradición y el espíritu ibicenco.

A pesar de que los hoteles en Ibiza cierran sus puertas en su gran mayoría durante el mes de octubre, algunos permanecen abiertos durante todo el año. También es el momento en que bajan sus precios los agroturismos en Ibiza. Esparcido por la sierra norte principalmente, son alojamientos de una gran calidad y un rincón perfecto para ese fin de semana único y deseado.

Por supuesto no deberán faltar a la cita los puntos turísticos más bellos de la ciudad, como la ciudad amurallada de Dalt Vila, Patrimonio de la Humanidad. O la visita a algunas de las torres defensivas que incluyen las mejores vistas panorámicas de Ibiza. En algunos casos son lugares remotos a los que será imposible llegar sin alquilar un coche en Ibiza. En otros, bastará con asomarnos a nuestra ventana para ver la puesta de sol sobre un mar que se vuelve infinito.

Cala Portinatx Ibiza

Hay lugares dentro de la Ibiza turística que merece la pena visitar. Unos por su ambiente y otros por el paisaje que nos rodea. Tal vez este sea el caso de Cala Portinatx. Situado al norte de la isla, esta pequeña cala terminó por definirse como un pequeño núcleo turístico colocado sobre su playa principal, dejando intocables el resto de sus encantos, y no son pocos.

Para situarnos un poco comenzaremos por destacar que Cala Portinatx se encuentra situado al norte de Ibiza, en el municipio de Sant Joan. Este municipio destaca por su costa escarpada y ausente de playas de gran longitud. La composición del terreno,las olas y el azote del viento del norte han configurado un litoral poco accesible. La lejanía relativa, a treinta y pocos kilómetros de la ciudad de Ibiza, le ha permitido mantener una escasa construcción, siendo en la mayoría de los casos los alojamientos los que han ocupado sus tierras. El resto del terreno se encuentra dividido en parcelas y viviendas de poca altitud.

Playas de Cala Portinatx

Pero, ¿qué tiene de especial Cala Portinatx? Para empezar sus playas, porque son tres. La playa principal, sobre la que se construyen la mayoría de edificios, recibe el nombre de la cala. Es una gran extensión de arena blanca, probablemente procedente del fondo marino. S’Arenal Grand es una playa contigua a la que se accede fácilmente. Es bastante más pequeña que la anterior, pero también mucho menos ocupada. En los primeros y últimos meses de la temporada es un auténtico paraíso. Pero nada comparada si nos damos un pequeño paseo hasta S’Arenal Petit. Con la mitad de extensión de la playa anterior, más que una calita, S’Arenal Petir es un pequeño refugio para los lugareños. Un lugar especialmente tranquilo para pasar un día perfecto de playa.

Aunque no son las únicas sorpresas que nos depara Cala Portinatx. Visible desde la playa, nos encontramos la torre de defensa de Portinatx. Esta defensa costera del siglo XVIII nos permitirá contemplar una buena parte de la costa norte con unas vistas panorámicas realmente increíbles.

Como llegar a Formentera

No son pocos los turistas que llegan a Ibiza un tanto despistados y se preguntan que es aquella isla que se ve a lo lejos desde las playas de Figueretas, playa d’en Bossa, Ses Salines o Es Cavallet, por poner algunos ejemplos. Aquella isla es Formentera. Muchos no sabrían ubicarla en un mapa, pero lo cierto es que Formentera se encuentra a muy poca distancia de la isla de Ibiza, separada por el paso de Es Freus, un lugar de fuertes corrientes marinas.

Son muchos los que reniegan de Formentera durante los meses de julio y agosto, y es de lo más normal. Es el principal destino turístico de italianos, muchos con espíritu de Valentino Rossi a los mandos de un ciclomotor. Una vez dejamos de lado la temporada alta, Formentera se vuelve un lugar paradisíaco, de belleza indescriptible.

Consejos sobre como llegar a
Formentera

Para salir desde Ibiza tenemos varias opciones, aunque todas se producen por medios marítimos. Para empezar, la línea de transporte regular, con salida desde el puerto de Ibiza. La llegada se produce siempre en el puerto de la Savina, el principal lugar de desembarco de turistas en Formentera. Pero no es el único. Desde lugares tan dispares como el propio puerto, Figueretas, Playa d’en Bossa, Sant Antoni, Santa Eulália y algunas playas más aisladas de la costa ibicenca, podemos tomar un barco con destino a Formentera. Los trayectos suelen ser de ida y vuelta en el mismo día. Y no todos los viajes acaban en el puerto de la Savina. Algunos de estos minicruceros descansan sobre las aguas de playas solitarias o cerca de las salinas de Formentera.

Pero Formentera no se puede disfrutar en un sólo día. Y desde luego no andando. A pesar de las reducidas dimensiones de la isla, apreciarla toda nos va a llevar un buen trecho, se lo digo por experiencia. Las carreteras de Formentera no se encuentran en demasiado buen estado por lo que le recomendamos el alquiler de un coche en Formentera como mejor forma de desplazarse. Así podrá visitar lugares tan encantadores como las playas de Llevant, Es Pujols, Sa Roqueta, Illetes, Es Caló o Mitgorn.