Como llegar a Formentera

No son pocos los turistas que llegan a Ibiza un tanto despistados y se preguntan que es aquella isla que se ve a lo lejos desde las playas de Figueretas, playa d’en Bossa, Ses Salines o Es Cavallet, por poner algunos ejemplos. Aquella isla es Formentera. Muchos no sabrían ubicarla en un mapa, pero lo cierto es que Formentera se encuentra a muy poca distancia de la isla de Ibiza, separada por el paso de Es Freus, un lugar de fuertes corrientes marinas.

Son muchos los que reniegan de Formentera durante los meses de julio y agosto, y es de lo más normal. Es el principal destino turístico de italianos, muchos con espíritu de Valentino Rossi a los mandos de un ciclomotor. Una vez dejamos de lado la temporada alta, Formentera se vuelve un lugar paradisíaco, de belleza indescriptible.

Consejos sobre como llegar a
Formentera

Para salir desde Ibiza tenemos varias opciones, aunque todas se producen por medios marítimos. Para empezar, la línea de transporte regular, con salida desde el puerto de Ibiza. La llegada se produce siempre en el puerto de la Savina, el principal lugar de desembarco de turistas en Formentera. Pero no es el único. Desde lugares tan dispares como el propio puerto, Figueretas, Playa d’en Bossa, Sant Antoni, Santa Eulália y algunas playas más aisladas de la costa ibicenca, podemos tomar un barco con destino a Formentera. Los trayectos suelen ser de ida y vuelta en el mismo día. Y no todos los viajes acaban en el puerto de la Savina. Algunos de estos minicruceros descansan sobre las aguas de playas solitarias o cerca de las salinas de Formentera.

Pero Formentera no se puede disfrutar en un sólo día. Y desde luego no andando. A pesar de las reducidas dimensiones de la isla, apreciarla toda nos va a llevar un buen trecho, se lo digo por experiencia. Las carreteras de Formentera no se encuentran en demasiado buen estado por lo que le recomendamos el alquiler de un coche en Formentera como mejor forma de desplazarse. Así podrá visitar lugares tan encantadores como las playas de Llevant, Es Pujols, Sa Roqueta, Illetes, Es Caló o Mitgorn.

Playas de Sant Josep II

Continuamos nuestro recorrido por las playas de Sant Josep de Sa Talalia en Ibiza. Después de nuestro primer artículo, nos adentramos en algunas de las playas más visitadas de este municipio. Son playas que cuentan con líneas de autobuses, aunque dependiendo de donde se encuentre, puede que ahorre tiempo y dinero alquilando un coche.

Cala Vadella es una de las calas más apreciadas los días en que el mar se encuentra un poco revoltoso. La cala es tan estrecha que apenas pueden apreciarse unos metros de abertura al frente. Muy al contrario que su orilla, que destaca por el gran arenal que empieza junto a la carretera.

Otra playa muy visitada, con unas vistas únicas, es la playa de Cala D’Hort. No hay que extrañarse de la fama que ha adquirido esta playa. Frente a sus aguas se encuentran los míticos islotes de Es Vedrá y Es Vedranell. Declarados como parque naturales de gran interés ecológico, estos macizos montañosos estan cubiertos por mitos y leyendas. No es de extrañar viendo su imponente aspecto.

La playa de las Salinas es otra de las grandes playas que ofrece este municipio. Aunque esta vez la razón no la encontramos en su ubicación dentro del parque natural de Ses Salines, sino en la presencia de chiringuitos exclusivos donde el mundo del famoseo se da cita y luce palmito.

Un paseo hasta Cala Tarida nos envuelve en la magia del atardecer. Una de las playas con más hoteles en primera línea y todo un mundo de servicios. Cala Tarida vibra durante el día, pero al llegar la noche, cuando el sol se pone, las cámaras de fotos intentan captar una de las puestas de sol más hermosas de Ibiza.

Entre las playas de Sant Josep más frecuentadas por el público local no podíamos olvidarnos de las playas de Comte, conocida como Cala Conta. Con vistas a la Illa des Bosc, que parece encontrarse al alcance de la mano, Cala Conta guarda rincones misteriosos en un costa llena de sorpresas.

Continuamos nuestro recorrido por las playas de Sant Josep de Sa Talalia en Ibiza. Después de nuestro primer artículo, nos adentramos en algunas de las playas más visitadas de este municipio. Son playas que cuentan con líneas de autobuses, aunque dependiendo de donde se encuentre, puede que ahorre tiempo y dinero alquilando un coche.

Cala Vadella es una de las calas más apreciadas los días en que el mar se encuentra un poco revoltoso. La cala es tan estrecha que apenas pueden apreciarse unos metros de abertura al frente. Muy al contrario que su orilla, que destaca por el gran arenal que empieza junto a la carretera.

Otra playa muy visitada, con unas vistas únicas, es la playa de Cala D’Hort. No hay que extrañarse de la fama que ha adquirido esta playa. Frente a sus aguas se encuentran los míticos islotes de Es Vedrá y Es Vedranell. Declarados como parque naturales de gran interés ecológico, estos macizos montañosos estan cubiertos por mitos y leyendas. No es de extrañar viendo su imponente aspecto.

La playa de las Salinas es otra de las grandes playas que ofrece este municipio. Aunque esta vez la razón no la encontramos en su ubicación dentro del parque natural de Ses Salines, sino en la presencia de chiringuitos exclusivos donde el mundo del famoseo se da cita y luce palmito.

Un paseo hasta Cala Tarida nos envuelve en la magia del atardecer. Una de las playas con más hoteles en primera línea y todo un mundo de servicios. Cala Tarida vibra durante el día, pero al llegar la noche, cuando el sol se pone, las cámaras de fotos intentan captar una de las puestas de sol más hermosas de Ibiza.

Entre las playas de Sant Josep más frecuentadas por el público local no podíamos olvidarnos de las playas de Comte, conocida como Cala Conta. Con vistas a la Illa des Bosc, que parece encontrarse al alcance de la mano, Cala Conta guarda rincones misteriosos en un costa llena de sorpresas.

Playas de Sant Josep I

La costa de Ibiza presenta lugares únicos. Muchos de estos lugares se encuentran en la costa suroeste de la isla, dentro del municipio de Sant Josep. Si quieres seguirnos, nos damos un paseo por las mejores playas de Sant Josep.

Comenzamos por una cala pequeña y coqueta. Cala Carbó. Con una mezcla de arena y bolos esta calita no encuentra muchos visitantes. Su aspecto cerrado permite refugiarse en los días donde el temporal azota la costa. Un lugar tranquilo y reposado donde descansar.

La playa de Es Codolar es otro de los puntos emblemáticos para los más solitarios y amantes de la soledad, incluso en temporada alta. Situada tras el aeropuerto, esta playa de bolos se presenta como una gran extensión de piedras redondeadas que sirven de entrada a las salinas. La fuerte presencia de sal y las vistas a Cap des Falcó convierten Es Codolar en un auténtico tesoro.

La playa de Bol Nou, también conocida como Sa Caleta, es un lugar muy pintoresco. Es una de las pocas playas donde el hombre ha intervenido para crear un acceso hasta la costa. Frecuentada por muchos residentes, la playa ofrece una pared posterior elevada que sirve de abrigo en los días de fuertes vientos. La presencia en los alrededores del asentamiento de Sa Caleta ofrece un excepcional valor añadido.

Cala Jondal es otra de las típicas playas de bolos que encontramos en este litoral. A pesar de su aspecto rocoso, Cala Jondal es un lugar muy frecuentado dentro del turismo de la isla. La razón la encontramos en los tres chiringuitos musicales que se distribuyen por la costa y que mantienen diversos ambientes.

Cala Codolar mantiene algunos tramos de arena difuminados con otros tramos rocososl. Es otra pequeña cala olvidada por muchos, tal vez porque ser un lugar pequeño y acojedor, donde el ruido no tiene la más mínima cabida. Un chiringuito y algunos servicios básicos para pasar un día escuchando el ir y venir de las olas.

La playa de Es Cavallet es otra cosa totalmente distinta. Situada en plena reserva natural de Ses Salines no veremos más edificios que pequeños chiringuitos muy diseminados por la costa y un pequeño tenderete en la entrada a la playa. El resto queda reservado a los bañistas y a la protección del medio ambiente. Es una playa muy conocida en el ambiente gay pero también por los amantes de la naturaleza que practican el nudismo en una playa blanca con grandes vistas a Formentera.

Playas de Sant Joan II

Después de nuestro primer artículo sobre las playas de Sant Joan, le ofrecemos la segunda parte. Descubra las otras grandes playas del norte de la isla.

Cala Xarraca es otro de esos lugares realmente tranquilos. Con la protección que ofrece las montañas a orillas del mar, podemos decir que nos encontramos ante uno de esos lugares llenos de encanto de la Ibiza profunda.

Cala San Vicente es un lugar mítico en el turismo ibicenco. Una curva tras otra y en la siguiente, la espectacular cala. Un paraíso de aguas turquesas y arenas blancas. Playa, arena y tranquilidad, para que queremos más. Y todo unido en un conjunto donde destacan los grandes pinares. Uno de los lugares más hermosos de toda la geografía ibicenca.

Cala Benirrás es otro lugar mítico. Durante los atardeceres del verano cientos de personas acuden a la llamada del dedo de dios, una curiosa roca que emerge del mar, a tocar los tambores en un homenaje de lo más hippy y singular.

Las playas de Sant Joan perdidas

S’Illot des Renclí se encuentra en la carretera norte. Y digo se encuentra porque no es fácil llegar hasta ella sin pasarla de largo. Un conjunto de miniplayas de lo más ambientadas. Un lugar un tanto exclusivo.

Cala Xuclá. De las playas con más difícil acceso, aunque el camino es corto. La cala forma parte de una cala mayor compuesta por Cala Xuclá, S’Illot des Renclí y Cala Xarraca. Las vistas antes de llegar son tan impresionantes como la soledad de este rincón perdido.

Cala d’en Serra no es una playa. Tampoco una cala. Es un lugar perdido de la civilización donde pocos han conseguido llegar y muchos menos han querido salir. Una cala en medio de un gran bosque poco accesible pero simplemente maravillosa.

Junto con el puerto de San Miguel, Cala Portinatx cuenta con el título de playas de Sant Joan más urbanizada. En realidad son tres calas unidas mediante un paseo, Cala Portinatx, S’Arenal Grand y S’arenal Petit, escritas de mayor a menos. Pese a su urbanismo, hablamos de tres playas de arenas blancas, con paisajes infinitos. Tal vez más coquetas mientras más pequeñas se vuelven.

Playas de Sant Joan

En nuestro artículo de hoy os vamos a presentar una breve introducción a las playas del norte de la isla de Ibiza, son las conocidas como playas de Sant Joan. No son muchas, y no por falta de costa. pero la orografía de Sant Joan nos mantiene acostumbrado a un litoral muy duro y escarpado. En contadas ocasiones, la tierra da un respiro al mar, encontrándonos calas realmente espectaculares, algunas muy urbanizadas. En otras, apenas hay servicios.

Costa de las playas de Sant Joan

Playa del puerto de San Miguel. Tal vez la cala más espectacular, aunque también la más urbanizada. Las laderas escarpadas permiten una aguas transparentes y tranquilas, de poca profundidad. Un auténtico paraíso en el mar. La costa se encuentra muy urbanizada en la vertiente este, aunque apenas hay construcciones en la vertiente opuesta. Destacan las cuevas de la zona, con vistas increíbles sobre toda la cala.

Dentro de la cala de San Miguel encontramos una pequeña calita, una división casi contigua a la que se accede por un camino de tierra. Llegamos entonces a Cala Moltons. Apenas hay servicios ni gente en este pequeño remanso muy refugiado del mar. El contacto con la naturalez es tal que no es difícil encontrar gente meditando en alguna de los salientes que rodean a forma de brazos los laterales de la cala.

Por si esto fuera poco, San Miguel ofrece una última playa, Es pas de S’Illa. Una playa de muy difícil acceso tanto a pie como en vehículo. No la recomendamos a menos que conduzca un cuatro por cuatro y no le tenga aprecio. Se trata de una doble playa con aguas al interior de la cala y al Mediterráneo. Uno de los lugares más tranquilo y apacibles de las playas de Sant
Joan, si eres capaz de llegar
. Sin embargo, guarda una curiosidad, más que una playa, es un acceso a la isla privada más cara del mundo.