Alquiler coches Ibiza 2013

Si estas vacaciones usted elige como destino uno de los principales destinos turísticos como es el caso de Ibiza, debería tener en cuenta que está hablando probablemente de la isla con el alquiler de vehículos más caro de toda España.
Las peculiares circunstancias que rodean la industria turística de esta isla hacen de las compañías de alquiler empresas muy poco rentables durante todo el año. Esta necesidad de cuadrar las cuentas obliga a subir los precios durante la época del año en la que más turistas nos visitan, en verano. Aquí no hay posibilidades para la mayoría de no aceptar las condiciones, a veces más que duras, del alquiler de vehículos.
Partiendo de esta base, hay algunas cosas que un cliente puede hacer para ahorrar en el precio del vehículo. Tan sólo ha de seguir unas pautas.
Reserve su vehículo en alquiler coches Ibiza con la suficiente antelación. Mientras más cerca nos encontremos de nuestra fecha de llegada, más caro va a estar nuestro vehículo y por lo tanto más complicada va a ser la tarea de encontrar un precio adecuado a nuestro bolsillo.
Se han dado cambios en el precio tan importantes en un fin de semana que resulta sorprendente ver como se ha podido duplicar la tarifa final en tan sólo tres días. Esto normalmente se debe a que son los lunes cuando se realizan las revisiones de precios para los alquileres.
Hemos visto precios de película cuando el alquiler se ha reservado con varios meses de antelación, en especial durante el invierno.
Una vez comprobado nuestro precio, el segundo paso es comprobar las condiciones generales. Si el vehículo trae fianza, ya sabrá lo que van a retenerle de la tarjeta de crédito. Algunas resultan abusivas, desde luego. Pero el problema es cuando no la traen. Si tan sólo disponemos de un seguro a terceros cualquier golpe o arañazo que reciba el coche recaerá directamente sobre nuestro bolsillo.
En cualquier caso, asegúrese siempre de contar con un seguro opcional. Hemos visto cobrar desde un pinchazo a un arañazo nunca antes visto ni percibido. Cualquier excusa es buena con tal de cuadrar el balance.