Playas de Sant Josep I

La costa de Ibiza presenta lugares únicos. Muchos de estos lugares se encuentran en la costa suroeste de la isla, dentro del municipio de Sant Josep. Si quieres seguirnos, nos damos un paseo por las mejores playas de Sant Josep.

Comenzamos por una cala pequeña y coqueta. Cala Carbó. Con una mezcla de arena y bolos esta calita no encuentra muchos visitantes. Su aspecto cerrado permite refugiarse en los días donde el temporal azota la costa. Un lugar tranquilo y reposado donde descansar.

La playa de Es Codolar es otro de los puntos emblemáticos para los más solitarios y amantes de la soledad, incluso en temporada alta. Situada tras el aeropuerto, esta playa de bolos se presenta como una gran extensión de piedras redondeadas que sirven de entrada a las salinas. La fuerte presencia de sal y las vistas a Cap des Falcó convierten Es Codolar en un auténtico tesoro.

La playa de Bol Nou, también conocida como Sa Caleta, es un lugar muy pintoresco. Es una de las pocas playas donde el hombre ha intervenido para crear un acceso hasta la costa. Frecuentada por muchos residentes, la playa ofrece una pared posterior elevada que sirve de abrigo en los días de fuertes vientos. La presencia en los alrededores del asentamiento de Sa Caleta ofrece un excepcional valor añadido.

Cala Jondal es otra de las típicas playas de bolos que encontramos en este litoral. A pesar de su aspecto rocoso, Cala Jondal es un lugar muy frecuentado dentro del turismo de la isla. La razón la encontramos en los tres chiringuitos musicales que se distribuyen por la costa y que mantienen diversos ambientes.

Cala Codolar mantiene algunos tramos de arena difuminados con otros tramos rocososl. Es otra pequeña cala olvidada por muchos, tal vez porque ser un lugar pequeño y acojedor, donde el ruido no tiene la más mínima cabida. Un chiringuito y algunos servicios básicos para pasar un día escuchando el ir y venir de las olas.

La playa de Es Cavallet es otra cosa totalmente distinta. Situada en plena reserva natural de Ses Salines no veremos más edificios que pequeños chiringuitos muy diseminados por la costa y un pequeño tenderete en la entrada a la playa. El resto queda reservado a los bañistas y a la protección del medio ambiente. Es una playa muy conocida en el ambiente gay pero también por los amantes de la naturaleza que practican el nudismo en una playa blanca con grandes vistas a Formentera.