Entradas

Playas de Sant Josep II

Continuamos nuestro recorrido por las playas de Sant Josep de Sa Talalia en Ibiza. Después de nuestro primer artículo, nos adentramos en algunas de las playas más visitadas de este municipio. Son playas que cuentan con líneas de autobuses, aunque dependiendo de donde se encuentre, puede que ahorre tiempo y dinero alquilando un coche.

Cala Vadella es una de las calas más apreciadas los días en que el mar se encuentra un poco revoltoso. La cala es tan estrecha que apenas pueden apreciarse unos metros de abertura al frente. Muy al contrario que su orilla, que destaca por el gran arenal que empieza junto a la carretera.

Otra playa muy visitada, con unas vistas únicas, es la playa de Cala D’Hort. No hay que extrañarse de la fama que ha adquirido esta playa. Frente a sus aguas se encuentran los míticos islotes de Es Vedrá y Es Vedranell. Declarados como parque naturales de gran interés ecológico, estos macizos montañosos estan cubiertos por mitos y leyendas. No es de extrañar viendo su imponente aspecto.

La playa de las Salinas es otra de las grandes playas que ofrece este municipio. Aunque esta vez la razón no la encontramos en su ubicación dentro del parque natural de Ses Salines, sino en la presencia de chiringuitos exclusivos donde el mundo del famoseo se da cita y luce palmito.

Un paseo hasta Cala Tarida nos envuelve en la magia del atardecer. Una de las playas con más hoteles en primera línea y todo un mundo de servicios. Cala Tarida vibra durante el día, pero al llegar la noche, cuando el sol se pone, las cámaras de fotos intentan captar una de las puestas de sol más hermosas de Ibiza.

Entre las playas de Sant Josep más frecuentadas por el público local no podíamos olvidarnos de las playas de Comte, conocida como Cala Conta. Con vistas a la Illa des Bosc, que parece encontrarse al alcance de la mano, Cala Conta guarda rincones misteriosos en un costa llena de sorpresas.

Continuamos nuestro recorrido por las playas de Sant Josep de Sa Talalia en Ibiza. Después de nuestro primer artículo, nos adentramos en algunas de las playas más visitadas de este municipio. Son playas que cuentan con líneas de autobuses, aunque dependiendo de donde se encuentre, puede que ahorre tiempo y dinero alquilando un coche.

Cala Vadella es una de las calas más apreciadas los días en que el mar se encuentra un poco revoltoso. La cala es tan estrecha que apenas pueden apreciarse unos metros de abertura al frente. Muy al contrario que su orilla, que destaca por el gran arenal que empieza junto a la carretera.

Otra playa muy visitada, con unas vistas únicas, es la playa de Cala D’Hort. No hay que extrañarse de la fama que ha adquirido esta playa. Frente a sus aguas se encuentran los míticos islotes de Es Vedrá y Es Vedranell. Declarados como parque naturales de gran interés ecológico, estos macizos montañosos estan cubiertos por mitos y leyendas. No es de extrañar viendo su imponente aspecto.

La playa de las Salinas es otra de las grandes playas que ofrece este municipio. Aunque esta vez la razón no la encontramos en su ubicación dentro del parque natural de Ses Salines, sino en la presencia de chiringuitos exclusivos donde el mundo del famoseo se da cita y luce palmito.

Un paseo hasta Cala Tarida nos envuelve en la magia del atardecer. Una de las playas con más hoteles en primera línea y todo un mundo de servicios. Cala Tarida vibra durante el día, pero al llegar la noche, cuando el sol se pone, las cámaras de fotos intentan captar una de las puestas de sol más hermosas de Ibiza.

Entre las playas de Sant Josep más frecuentadas por el público local no podíamos olvidarnos de las playas de Comte, conocida como Cala Conta. Con vistas a la Illa des Bosc, que parece encontrarse al alcance de la mano, Cala Conta guarda rincones misteriosos en un costa llena de sorpresas.

Playas de Sant Joan II

Después de nuestro primer artículo sobre las playas de Sant Joan, le ofrecemos la segunda parte. Descubra las otras grandes playas del norte de la isla.

Cala Xarraca es otro de esos lugares realmente tranquilos. Con la protección que ofrece las montañas a orillas del mar, podemos decir que nos encontramos ante uno de esos lugares llenos de encanto de la Ibiza profunda.

Cala San Vicente es un lugar mítico en el turismo ibicenco. Una curva tras otra y en la siguiente, la espectacular cala. Un paraíso de aguas turquesas y arenas blancas. Playa, arena y tranquilidad, para que queremos más. Y todo unido en un conjunto donde destacan los grandes pinares. Uno de los lugares más hermosos de toda la geografía ibicenca.

Cala Benirrás es otro lugar mítico. Durante los atardeceres del verano cientos de personas acuden a la llamada del dedo de dios, una curiosa roca que emerge del mar, a tocar los tambores en un homenaje de lo más hippy y singular.

Las playas de Sant Joan perdidas

S’Illot des Renclí se encuentra en la carretera norte. Y digo se encuentra porque no es fácil llegar hasta ella sin pasarla de largo. Un conjunto de miniplayas de lo más ambientadas. Un lugar un tanto exclusivo.

Cala Xuclá. De las playas con más difícil acceso, aunque el camino es corto. La cala forma parte de una cala mayor compuesta por Cala Xuclá, S’Illot des Renclí y Cala Xarraca. Las vistas antes de llegar son tan impresionantes como la soledad de este rincón perdido.

Cala d’en Serra no es una playa. Tampoco una cala. Es un lugar perdido de la civilización donde pocos han conseguido llegar y muchos menos han querido salir. Una cala en medio de un gran bosque poco accesible pero simplemente maravillosa.

Junto con el puerto de San Miguel, Cala Portinatx cuenta con el título de playas de Sant Joan más urbanizada. En realidad son tres calas unidas mediante un paseo, Cala Portinatx, S’Arenal Grand y S’arenal Petit, escritas de mayor a menos. Pese a su urbanismo, hablamos de tres playas de arenas blancas, con paisajes infinitos. Tal vez más coquetas mientras más pequeñas se vuelven.

Playas de Sant Joan

En nuestro artículo de hoy os vamos a presentar una breve introducción a las playas del norte de la isla de Ibiza, son las conocidas como playas de Sant Joan. No son muchas, y no por falta de costa. pero la orografía de Sant Joan nos mantiene acostumbrado a un litoral muy duro y escarpado. En contadas ocasiones, la tierra da un respiro al mar, encontrándonos calas realmente espectaculares, algunas muy urbanizadas. En otras, apenas hay servicios.

Costa de las playas de Sant Joan

Playa del puerto de San Miguel. Tal vez la cala más espectacular, aunque también la más urbanizada. Las laderas escarpadas permiten una aguas transparentes y tranquilas, de poca profundidad. Un auténtico paraíso en el mar. La costa se encuentra muy urbanizada en la vertiente este, aunque apenas hay construcciones en la vertiente opuesta. Destacan las cuevas de la zona, con vistas increíbles sobre toda la cala.

Dentro de la cala de San Miguel encontramos una pequeña calita, una división casi contigua a la que se accede por un camino de tierra. Llegamos entonces a Cala Moltons. Apenas hay servicios ni gente en este pequeño remanso muy refugiado del mar. El contacto con la naturalez es tal que no es difícil encontrar gente meditando en alguna de los salientes que rodean a forma de brazos los laterales de la cala.

Por si esto fuera poco, San Miguel ofrece una última playa, Es pas de S’Illa. Una playa de muy difícil acceso tanto a pie como en vehículo. No la recomendamos a menos que conduzca un cuatro por cuatro y no le tenga aprecio. Se trata de una doble playa con aguas al interior de la cala y al Mediterráneo. Uno de los lugares más tranquilo y apacibles de las playas de Sant
Joan, si eres capaz de llegar
. Sin embargo, guarda una curiosidad, más que una playa, es un acceso a la isla privada más cara del mundo.

Playas de Sant Antoni Ibiza

Playas de Sant Antoni

La costa de Sant Antoni es capaz de ofrecer en un tramo bastante corto lo mejor y lo peor de las playas de Ibiza. A pesar de su extensión, el tramo costero de playa de Sant Antoni no es excesivamente grande. Además cuenta entre sus tierras con la costa de la localidad de Santa Inés. Este tramo es completamente inaccesible por tierra debido a lo escarpado del terreno. De vez en cuando, algún acceso muy escarpado se abre hueco un poco al sur, el resto es más propio de una película de piratas que de una playa turística.

Playas de Sant Antoni por orden costero

Si tomamos un poco el orden en que se encuentran las playas, partimos desde el oeste con la playa de Es Pouet. Es una playa plenamente turística, pegada a la carretera de Port des Torrent. Supone el límite con el municipio de Sant Josep y se conecta con el centro urbano de Sant Antoni a través de un paseo marítimo. Se encuentra alejada del puerto mejorando la calidad del agua respecto a otras playas cercanas a éste.

Más adelante nos encontramos con la playa de Sant Antoni. Es una playa integrada con el resto del casco urbano aunque excesivamente pegada al puerto. Es una playa para pasear al atardecer donde muchos bares musicales animan el ambiente. Sin embargo no es una playa especialmente buena para el baño. Los residuos procedentes el puerto convierten el agua en un lugar un tanto sucio.

Es Caló des Moro es la siguiente playa una vez pasado el puerto. Aunque en teoría la calidad del agua debería ser mucho mejor, este pequeño rincón de tierra dificilmente alcanza el grado de playa. Además, durante el verano, la confluencia de guiris y bronceadores convierten el agua en una mezcla un tanto residual.

Cala Gracio y Cala Gracioneta ya parecen otra cosa. Son las calas más familiares
de las playas de Sant Antoni
y las preferidas por los residentes que no tienen ganas de desplazarse. Sus aguas son muy tranquilas así como la cantidad de espacio disponible. No tienen cerca grandes concentraciones hoteleras por lo que son perfectas tanto para descansar todo el día como dar se un buen baño.

Por último tenemos Cala Salada. Esta playa se encuentra mucho más al norte. No hay posibilidad de llegar a esta playa si no es en coche de alquiler. Pero merece la pena. Es el último rincón accesible de la costa norte de Sant Antoni y entre sus defectos, ser considerada la segunda mejor playa de Europa. En plena naturaleza, sin alojamientos cercanso ni construcciones. Belleza salvaje en estado puro.

Playas de Santa Eulalia II

Siguiendo con nuestro recorrido, pasamos por las principales calas y playas de Santa Eulalia.

El sur de las playas de Santa
Eulalia

Playa del Rio de Santa Eulalia. A pesar de ser una continuación de la propia playa de Santa Eulalia, esta playa conserva una estructura única. Aquí encontramos la única desembocadura de un río en las baleares. En realidad, es el único río de las Illes Balears. La confluencia de agua dulce y salada produce una variedad de especies en sus aguas, y no sólo marítimas.

Caló de S’Alga Es una playa urbana muy desconocida. Salvo por la presencia de un hotel, poca gente más conoce la ubicación de esta playa. El acceso es complicado en coche por la señalización, pero una vez llegamos, estamos en un auténtico paraíso.

Cala Nova se encuentra muy cercana a Es Canar. Tan cerca que sólo un camping separa a ambas. Es una playa muy especial, rodeada por grandes pinares pero a un kilómetro de todos los servicios que un núcleo urbano de importancia ofrece.

Playa de Niu Blau. Es una playa un tanto atípica. La presencia de un pequeño torrente en uno de los laterales da un aspecto singular a su entrada en el agua. No es especialmente prolífica en servicios pero sí que dispone de los necesarios para pasar un día, una mañana o una tarde tumbados tranquilamente al abrigo de los pinares.

Cala Boix. Tan espectacular como inaccesible, una gran cornisa rodea Cala Boix. El acceso se debe realizar por unas escalinatas un tanto espesas por lo que no es recomendable si deseamos pasar un día de domingueros. Si lo que buscamos es un paraje hermoso y confortable, entonces puede ser nuestra playa.

Cala Mastella. Es raro que Cala Mastella sea considerada como playa. Sobre todo por su longitud, bastante escasa. A pesar de esta circunstancia, la falta de público convierte la playa en un lugar solitario para amantes de la tranquilidad.

Canal d’en Martí (Pou des Lleó) Se encuentra junto a un antiguo horno romano, de donde recibe su nombre. Pou des Lleó no es muy utilizada como playa, sino como punto de encuentro al atardecer donde la gente disfruta de unas copas en buena compañía.

Playa de S’Estanyol Tal vez la más hermosas de las calas de Santa Eulalia. Mucho han mejorado los servicios en este último año llegando a encontrar incluso masajista. El chiringuito ha adoptado la forma de un Chill Out en un lugar privilegiado, de difícil acceso con el coche, especialmente en su tramo final. La playa no es muy grande pero su costa permite el refugio del viento y el oleaje.

Playa de Santa Eulalia I

De las costas más prolíficas que podemos encontrar en Ibiza, destaca la costa este del término municipal de Santa Eulalia. Las playas de Santa Eulalia son reconocibles por su extensión, el color blanco
de su arena y un impresionante amanecer
. Situadas en la región mejor dotada económicamente, suelen disponer de grandes servicios y presencia turística notable.

Recorriendo las playas de Santa Eulalia

La playa de Santa Eulalia. Se encuentra dentro del núcleo urbano de Santa Eulalia. Es una playa alargada con multitud de servicios tanto dentro como fuera del agua. El paseo que recorre la playa es uno de los principales puntos de atracción turística con muchos bares y restaurantes. Destacan las vistas sobre el puerto deportivo
Cala Llonga es otro de los principales destinos turísticos de Santa Eulalia. Situada más al sur, entre montañas y un campo de golf, nos encontramos ante una cala muy profunda con un amplio arenal. La entrada al agua resulta sencillamente espectacular. Tal vez uno de los mejores destinos turísticos de la isla.
Playa de Es Canar. Es conocida por su mercadillo hippy que ocupa gran parte de la actividad de esta localidad. Su buena comunicación por tierra y mar la convierten en una zona turística envidiable.
Cala Llenya se nutre de una gran cantidad de turistas procedentes del camping próximo, uno de los pocos que podemos encontrar en Ibiza. No sólo la calidad de su arena es excepcional, también el ambiente que rodea la playa, con gente un tanto alejada de la vida consumista.La playa de Aguas Blancas es una de las más conocidas a nivel internacional. Dispone de un baño de barro donde muchos acuden a embadurnarse y de paso practicar un poco de nudismo. Destaca también su falta de accesibilidad por lo que es utilizada por gente joven a los que no les pesan las piernas.
La playa de Es figueral es una playa contigua a la de Aguas Blancas. Básicamente comparten muchas características en común, con la diferencia de ser una playa mucho más cómoda para acceder. El agua cristalina y la arena gruesa, unida a un paisaje espectacular son sus principales reclamos.
Can Martina es otro de esos lugares familiares que Ibiza suele ofrecer. Con grandes arenales y un espacio bastante tranquilo, Can Martina no destaca tanto por sus servicios como por la tranquilidad que se respira. Probablemente una de las mejores playas para ir con los más pequeños.
Cala Pada es uno de los principales refugios de los habitantes de Santa Eulalia. De hecho tiene comunicación directa con el puerto deportivo a través de ferrys que parten de sus aguas. La tranquilidad suele ser el aspecto más destacado.

Playa de Es Canar

Uno de los sitios más originales que nos ofrece Ibiza se halla al norte de la isla, en el municipio de Santa Eulalia. Se conoce como Es Canar, un pequeño lugar turístico que adopta el mismo nombre de la playa en que se ubica.

Es Canar está a unos veinte kilómetros de Ibiza ciudad y a unos seis, del pueblo de Santa Eulália. Como la gran mayoría de las playas de esta zona su orientación es hacia el este, eso hace que sus amaneceres sean espectaculares. La verdad es que no sé cómo denominarlo si como barrio, pueblecito, porque dentro de ser muy turístico hay muchísima gente que en los meses de invierno se quedan ahí.

No hay comparación sobre el servicio de transporte con el resto de toda la isla ya que Es Canar, está debidamente comunicada tanto con autobuses como con barcos. Y por mar no solo con Ibiza sino con Formentera también. Aunque nunca viene de más un alquiler de coches en el aeropuerto de Ibiza. Este acontecimiento es debido a un famosísimo mercadillo hippy, que se celebra todos los miércoles, con gran ambientazo tipo ibicenco donde vienen famosos, famosillos y muchísima gente como nosotros. Donde podrás encontrar lo que buscas, te lo aseguro.

La playa de Es Canar
Es Canar también tiene playa. Y de gran importancia. Aquí tendremos una playa con una gran oferta lúdica y de alojamiento. No es relativamente grande. En algo más de doscientos cincuenta metros encontraremos todo lo necesario para pasar el día perfecto. Aunque la bahía es más grande, y en un extremo encontraremos el embarcadero junto a un paseo con chiringuitos de lo más chic. En el otro podremos disfrutar de una playa con pendientes suaves y grandes arenales en el interior. Las actividades acuáticas son muchas y muy variadas. Destacan entre ellas el esquí y el alquiler de piraguas. Pero donde podremos pasar un rato divertido sin mucho esfuerzo es a bordo de un barco turístico. Con su casco de cristal, contemplar el rico fondo marino de los alrededores será un auténtico espectáculo.

En Es Canar dispondremos de una amplia variedad de alojamientos. Principalmente apartamentos y hoteles dispuestos frente a la playa. Un poco más al norte también podremos encontrar uno de los pocos camping de que Ibiza dispone. Junto a él, la playa de Cala Nova. Podrás llegar en un cómodo paseo de apenas un kilómetro.

Ibiza Playa Aiguas Blancas

Aiguas Blancas Playas de Ibiza

Blanco Aiguas Beach, cuyo nombre original es Paller de Camp, es considerada una de las playas de Ibiza más famosos están tomando últimamente. No es que la playa es malo, sino todo lo contrario. Encontramos un buen lugar para tomar el sol. Pero tiene varias desventajas que se deben tomar en cuenta antes de decidirse a pasar el día en esta hermosa playa.

La llegada de White Aiguas

La playa es un tramo de litoral que comparte la opinión de la Cala de San Vicente y la playa de Es Figueral. De estas últimas sólo un tramo rocoso y de difícil acceso. Sin embargo, a pesar de ser la misma arena, los caminos a seguir, y sobre todo, el acceso, bastante diferentes.

Para llegar, pasamos por Santa Eulalia y seguir hacia San Carlos, al norte de la isla. En este remanso de tranquilidad cruzó la calle principal y se dirigió hacia la Cala de San Vicente. Un par de kilómetros, bien señalizado, se encuentra el desvío que nos lleva a Aiguas Blanca.

Encontrar un aparcamiento privado de tres euros, pero hay zonas para aparcar, pero por supuesto, algunos saturadas. Después de recoger las bolsas de tomar la salida del aparcamiento y comenzó un suave descenso.

El leve descenso aún termina con una pendiente más pronunciada y las escaleras de acceso a la playa. Y entendemos que no debemos cansarnos mucho, porque vamos a necesitar alrededor de las piernas frescas.

En medio de la escalera puede dejar de beber en un bar en lugar de moda. Aproveché la oportunidad para comprar un refresco. Parece que la tasa estándar es de tres euros, pero aún no sé si tomé la lata y me dio la paja o la paja que me cobró y me dio la lata. Destino final, el Aiguas arena blanca.

Encontramos en Aiguas Blanca .

Justo en la playa, encontramos que la arena es muy gruesa, el resultado de la erosión costera. El espacio donde colocar la toalla es mínima, y en algunas zonas debe ser mojado para continuar el camino.

La playa es una continuación de los acantilados y del mar, dejando vacíos de bañistas arena se tratan. Hemos elegido un tramo deshabitado con rocas de baja de la espalda. Un lugar para poner todo lo que no queremos que se llene de arena.

En el área principal en frente de la escalera, se puede alquilar hamacas y sombrillas. El resto de la playa está reservada para las toallas y si queremos sombra, podemos usar que nos dan las propias rocas.

Blanco Aiguas Exploración, que encontró que el tramo que discurre a la derecha termina en una amplia franja de arena. Aunque oculto a la vista del público, tiene otro bar.También llama la atención sobre un pop-rock de un centenar de metros, donde los bañistas, gafas equipada, pasar un buen rato. Algunos imprudentes también decidieron subir a la roca.

Sin embargo, el principal atractivo de la playa se encuentra a la izquierda. Numerosos informes han llamado el lugar para el lodo que se extrae de un agujero en el acantilado. Las propiedades purificantes que se le atribuyen no se ha demostrado que lo sabemos, pero la gente toma la oportunidad de practicar el nudismo y el frotis de las pestañas.

Un poco más tarde, y después de pasar por una zona de roca caídos, la playa aún casi solitario. Y hablamos de agosto. Aunque no se calzado adecuado, no recomendamos que cruzan la zona.

Tiempo para bucear. En Aiguas Blanco no es el agua blanca, es cristalina, a pesar del fuerte viento y el mar está un poco agitado. Aquí no hay ningún lugar para proteger el aire, así que es mejor utilizar un buen protector solar. Hemos traído un poco de pan para ver si algún pez se acerca a nosotros. Es este enfoque es que se quita el pan de las manos. El fondo marino es muy suave y disfrutar de las especies marinas, muy abundantes, es un placer para los amantes de esta práctica. Un día en invierno y el viento no, vamos a tirar las cañas.

Al atardecer, el sol desaparece antes de los acantilados y las secciones donde se encuentra con la arena se ven abrumados por las toallas. Todos, menos el área ocupada por los columpios.

Cuando llegó el momento en todo, recordamos la colina feliz, que este tiempo se ha acabado.Tanto para las personas sin piernas en buenas condiciones. Para ellos, mejor es la playa de Es Figueral, con más servicios, la arena y menos empinado.

Aiguas dejar blanco con el sol en la cara y la sensación de haber sido por unas horas en una playa lejos de la civilización.